jueves, 6 de octubre de 2011

Hoy voy a hacer trampa: CHUK PALAHNIUK o el friki que todos querríamos ser o si no puedes ostiar a tu vecino, escribe sobre ello.

Pues si, por una vez, permitirme hacer trampa.

Estoy cansado, después de una gran empollada y sinceramente no se me ocurre sobre que puedo escribir.

Así que tiraré de archivo y re-publicaré una de mis primeras entradas, la tercera concretamente, que como por entonces no me seguía ni Dios, si no os lo digo hasta a lo mejor cuela como nueva entrada.

De hecho, me voy a hacer trampas hasta a mi mismo, ya que ni siquiera es el mismo texto... que no he podido resistirme a añadir alguna cosilla (tampoco gran cosa, no hace falta que juguéis a las 5 diferencias).

Por cierto, ya veréis que al final he puesto un enlace a un relato de Palahniuk, a ver si lo leéis y me decís el que.





Chuk Palahniuk es todo un heroe. Un tio que tras ser rechazado en muchas editoriales por pertubador, piensa lo siguiente sobre el editor:

- ¡Pues ahora te vas a cagar! ¡Voy ha escribir un libro aun más pertubador! ¡Y que me lo vuelva a rechazar!

Esto me plantea tres cuestiones:

a) Digo yo que de lo que se trata es que te publiquen libros, no de que te los rechacen.
b) Si querias putear al editor perturbandolo, ¿no seria mejor secuestrar a su mascota y reenviarsela a pedazos contra reembolso?
c) ¿Que haces cuando de ese ejercicio de perturbación te sale El Club de la Lucha?

Os explico mi entrada en el universo Palahniuk.
 
Corría el año 2.000 cuando despues de ver la peli El Club de la Lucha (si, ya se que la película es del año 1.999, pero yo la vi tarde) y descubrir que estaba basada en una novela, me pase meses como un loco buscando por librerías y superficies comerciales varias el libro de nuestro amigo Chuck. Cuando al final lo encontré, arrastrandome literalmente por los suelos (con las consiguientes miradas de mis compañeros ocasionales de compras sorprendidas por ver a un tío casi estirado en el suelo), en la última estanteria de una macro-libreria, además de caro resultó estar en mal estado (la cubierta rota y algunas páginas dobladas). Da igual, mi frikismo era superior a mi y en esos momentos mi vida carecía de sentido si no leia inmediatamente El Club de la Lucha.

Suerte que estas neuras como vienen se van, porque por una vez, y sin que sirva de precedente, la pelicula esta mejor que el libro. Aun así hay momentos inconmesurables en la novela, como los fragmentos escritos desde la perspectiva de los órganos de un hombre, y porque, no vamos a negarlo, es el libro perfecto para sublimar tus instintos mas violentos y canalizar tu fustración hacia el status quo. Un buen libro que sirvió para hacer una gran pelicula. Lo mas flojo del libro: el final. Aunque quizá yo estaba muy influenciado por el espectacular final de la película y su grandiosa frase final: "Me has conocido en un momento extraño de mi vida."

Otros libros de Palahniuk me han gustado mas (como veis, le cogí el gustillo), como por ejemplo Asfixia. En cambio otros me han dejado completamente frio y preguntandome si realmente valia la pena que Chuk y yo (como si fueramos colegas) perdieramos el tiempo, uno escribiendolo y el otro leyendolo. Ese sería el caso de Rant: La vida de un asesino.

Lo que no se puede negar es que todos los libros que he leido de él (que no son todos los que ha escrito) tienen algo diferente, y su planteamiento siempre tiene algo diferente y original... a veces demasiado original.

Por último os dejo un enlace a un cuento corto de Palahniuk titulado Tripas, que tiene una historia/leyenda urbana, muy al estilo del propio Palahniuk. Este cuento tiene la fama de ser el cuento mas desagradable escrito jamas (juzguen ustedes mismos) y corre el rumor en internet que en las lecturas públicas que realizó mientras estaba de gira promoviendo su libro Fantasmas, se cuentan por decenas la gente que se desmayó de la impresión o vomitó del asco solo con escuchar el relato. Como yo no he perdido el sentido ni he sentido la mas mínima nausea cuando lo he leido, poner en los comentarios si en su lectura habeis tenido algún reburjitamiento o vahído, así podré valorar que no hay para tanto o soy yo, que ya no soy humano.

http://www4.loscuentos.net/cuentos/link/121/12160

7 comentarios:

Rebeca Manderley dijo...

A mí me ha gustado, y asco, asco, lo que se dice asco, no me ha dado nada. Lo pasé mucho peor leyendo "American Psycho" de Bret Easton Ellis, pero infinitamente más, casi hasta la náusea.
La leyenda urbana que dices fue real, pero distinta. Creo recordar que fue una señora en el camarote de un crucero la que tiró de la cadena aún sentada en el trono y plufff...adiós a sus tripas...
Tengo pendiente leer "El club de la lucha", alguien me dijo que era mucho mejor que la peli, ahora me hacéis dudar, cabritos...

Kisses!!!

Sincopada dijo...

Ups!!! la Manderley soy yo....

Kisses!!

Royaleconqueso dijo...

A mí me cuesta bastante ver una película basada en un libro y luego leerme el libro. Sobre todo cuando la película es tan buena como el Club de la lucha. No sé, me disgustaría mucho que luego no me gustasen todas esas páginas que inspiraron una obra maestra.

A mí el relato no me ha dado asquete, más bien me ha hecho gracia. La verdad que imaginártelo puede resultar desagradable pero vamos, de ahí a vomitar... Bah, será tolerancia.

Por cierto, soy Frusly. Sí, he mutado, ya iba siendo hora. Mi blog ha muerto, así con premeditación y alevosía. Me seguiré pasando por los blogs que frecuentaba, aunque posiblemente con menos asiduidad.

Un saludote, Mister!

Uri dijo...

Sicopada: "Anoche soñe que volvia a Manderley". Que gran libro Rebeca. Tanquila, tu doble identidad está a salvo conmigo.

Un poquito de aquisto si que da, pero no para desmayarse... saber, estos yankis son tan raros. Estoy contigo: American Psycho me chocó más... lo que se puede hacer con una Black&Decker.

De todas formas, que mente enfermiza se le ocurre algo así.

Y no te cortes y leelo, el libro está muy bien, para mi gusto inferior a la peli, pero no deja de ser un libro muy divertido.

Kisses Rebeca/Sinco.

Uri dijo...

Frusly/royaleconqueso: Está visto que hoy es el día de las dobles identidades. Yo en mis ratos libres ejerzo de Batman, pero con esto de tener que preparar una oposición últimamente lo tengo muy abandonado.

Hombre, es una rara avis dentro de las relaciones libro/pelicula, ya que por lo general es siempre mejor el libro que la peli. Yo solo tengo presente que sea al revés en tres casos, el presente, Z (del que ya hablé en un post) y El paciente ingles (no veas que pestiño de libro con lo chula que es la peli).

Y no sé si preguntarte por el cierre de tu blog y tu nueva identidad, no quiero ser indiscreto... pero yo ya te echo en falta.

Saludotes!!!!

Salamandra dijo...

El cuento está muy bien, aunque a ver, a veces cuesta de leer. No es asco, es más bien grima. Es como ver gore, a mi la sangre y la viscera no me da asco, más bien es que no soporto la violencia, el dolor...

Yo sé de uno que se introdujo nosecuantos metros de hilo de pescar por el pito ... y se le enredaron en las tripas. Y juraría que me lo explicó mi hermana enfermera, pero vete a saber, igual la muy cabrona me lanzó la leyenda urbana como si la hubiera vivido en carne propia ;-)

Uri dijo...

Salamandra: ¿Y con que finalidad uno se mete hilo de pescar por el pito? ¿Que se imaginaba que iba a pasar? La gente esta muy loca.

Asco, grima... llámalo como quieras. Es un relato que esta bien, un poco incomodo, pero bueno.

Saludos!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...