lunes, 24 de enero de 2011

Versiones poco afines (Parte I)

Antes que nada justificar el título:  cuando hablo de versiones poco afines no me refiero a aquellas versiones que te hacen morir de vergüenza ajena, tipo Ramoncín (siempre vas a llevar ese estigma) o Pitingo. Por contra me refiero a versiones sorprendentes, no por la forma en que están ejecutadas, ni por lo buenas o malas que sean, sino por, teniendo en cuenta que uno supone que los músicos versionan aquello que les gusta, quien las realiza.

Joder que mal me explico. Bueno, en cuanto veáis los ejemplos os daréis cuenta de que hablo.

1.- HURT (Original Nine Inch Nails Version de Johnny Cash)

Sin duda una de las mejores versiones de la historia. Tanto el original como la versión son sublimes, pero ¿nadie se ha preguntado que hacia el rey de Country Carcelario escuchando el Metal Industrial de Nine Inch Nails? Me cuesta imgainarme a Cash con su sombrerito vaquero escuchando frases como "I want to fuck you like an animal" y diciendo: "Ostia, que buenos son estos chavalillos. Por dios y el estado de Tennessee, voy a hacerles una version". Por suerte para nosotros, fuera quien fuera el que hizo escuchar Nine Inch Nails a Johnny Cash nos brindó al resot la oportunidad de poder disfrutar de una versión que aun me pone los pelos de punta.



2.- DIAMONDS AND RUST (Original Joan Baez Version de Judas Priest)


Si fuera Hevay y quisiera mi sacrificio ritual a manos de mis colegas, heavys también ellos, supongo que todo empezaría con una frase como "Pues a mi me gusta Joan Baez". No hay mejor método de suicidio, autodestrucción asegurada. Por ello cuesta imaginarse que unos tipos duros como Judas Priest versionaran una canción de la reina del folk y canción protesta de los 60 como Joan Baez. Espero que alguien les dijera a los Judas que la canción hablaba sobre la relación fallida entre Joan Baez y Bob Dylan.

Nota: Con el comentario anterior no quiero decir que los heavys sean violentos y maten a sus amigos con diferentes gustos musicales. De hecho yo los encuentro entrañables: tan peluditos, con sus tachuelas, y ya quedan tan pocos. Ya sabe amigo: ponga un heavy en su vida y verá la vida diferente.

Os dejo las dos versiones y comparar.







3.- MY HUMPS (Original Black Eyed Peas Versión Alanis Morrissette)


Después de mucho dudar sobre si era necesario poner un video de Black Eyed Peas en este blog, he considerado que como personas que os considero de buen gusto, no conoceríais esta aberración musical. Pido perdón a aquellos con especial sensibilidad.



Como habréis podido comprobar, la melodía es casi inexistente, la letra consiste en hacer alusiones sexuales mientras se promueve a la mujer objeto además de repetir trescientas veces "My Humps", y en cuanto al vídeo, tias buenas bailando y ellos en postura de chulo-put.... y pensar que este vídeo fue escogido el mejor del año en Estados Unidos. En resumen: lo peor.

Por eso uno se acojona si oye que Alanis Morrissette (a la que tenía en buen concepto) hace una cover de... eso. Que no cunda el pánico. No solo es para hacer una acertada parodia, sino, y esto si que es increíble, para también hacer una buena canción de... eso.



La verdad, es que después de esto mi concepto sobre Alanis fue a mejor. ¡Esto es el equivalente musical a la alquímia! ¡Hacer del plomo oro!.

Y por hoy lo dejamos aquí..

6 comentarios:

atticus' daughter dijo...

El "Hurt" de Johnny Cash es casi universal, una canción, que, en esa versión, ha llegado al corazón de muchísima gente. Para mí fue una sorpresa descubrir que se trataba de una versión, y la original no está nada mal... pero me quedo con Cash.

El tema de las versiones poco afines es infinito. Deduzco por el (Parte I) que tendrás muchas más localizadas. Por si no la conocías, una versión de la cantante israelí Yael Naïm del "Toxic" de la Spears... por un momento, dudas de que sea esa canción: http://melomaniasinremedio.blogspot.com/2010/11/toxic-yael-naim.html

SERGI dijo...

Nunca había visto de esa manera la versión de Hurt, pero es que relamente es muy buena la jodida, pero como bien dices no veo escuchando a los NIN
Las otras dos imagino que los caminos del señor son inexcrutables y nunca los llegaremos a comprender
Un saludo y encantado de haber conocido un nuevo blog donde reir y escuchar buena música

Uri dijo...

Atticus: La versión de Cash es sin duda espeluznante, en el buen sentido de la palabra. La de NIN esta muy bien, pero la de Cash es universal.
Y si, algunas mas tengo preparadas, concretamente una versión de la Spears que tu ya insinúas en tu post.
No conocía esta versión de Toxic y es muy sorprendente. A eso le llamo hacer una versión de verdad, que no es una simple ejecución a tu estilo de una canción, sino que casi supone una nueva canción.

Uri dijo...

Sergi: Encantado igualmente.
Lo bueno es que recuerdo una entrevista a Cash en la tele en la que analizaba la canción (la definía como la canción que mejor expresaba la adicción a las drogas) y hablaba de Trent Reznor de NIN como si fueran viejos amigos... en definitiva: los caminos del señor son inescrutables.

Frusly dijo...

En primer lugar, acabo de llegar a tu blog y me ha gustado, me encanta como escribes, así que me quedo y punto, si no te gusta te fastidias :P

En segundo lugar, y ahora de manera más educada voy a comentar la entrada ;)

La versión de Hurt es una de las mejores que he escuchado en mi vida. Cuesta creer, como dices, que el entrañable Cash solo lo puedo asociar al country con su guitarra y su sombrero se haya atrevido con una canción de este grupo. Mi teoría es que le conquistó la letra, me parecece que se sentiría identificado, se sabe que tuvo un pasado algo turbulento. Es desgarradora, absolutamente maravillosa.

La de los Judas me ha calado hondo, casi nada. Te hace dudar que sea la misma canción, sin duda. Conocía la original pero no la versión. Impresionada me hallo.

Por último, la de Alanis no la conocía, puesto que no sigo ni a los Black Eyed Peas (ni falta que me hace) ni tampoco Alanis es de mis imprescindibles. Pero sí, mejorar la mejora, sin lugar a dudas. Este caso me recuerda un poco a los tíos estos que están sonando mucho ahora, The Baseballs, que se han marcado un disco de versiones de canciones infumables y que por arte de magia (o más bien del rockabilly de los 50) se hacen completamente escuchables.

Y hasta aquí mi comentario, que ganas de escribir que tenía, que parece que el frío me está dejando patituerta (o patimanca, o... lo que sea)

Créeme que volveré por aquí. Un saludote.

Uri dijo...

Pues nada Frusly, por mi genial que te quedes por aquí. Ya te iré fastidiar también por tus dominios ;).

Hurt de Cash es una canción que te llega a los huesos y sin duda una de las demostraciones de valor artístico mas grandes que se hayan visto. Porque, aunque a mi me gustan los NIN, reconozco que son dificiles de escuchar... cuanto mas para alguien como Cash.
En cuanto a Diamonds and Rust a mi pasaba al reves, conocía la de los Judas, y cuando descubrí que era una versión... pues también dudé que fuera la misma canción.
Y por ultimo, si: no era muy difícil mejorar la original, el merito es atreverse a mejorar semajente cosa.
Un saludo y hasta la próxima.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...