miércoles, 30 de marzo de 2011

Mi redención electrónica: PLAY de Moby


Ser adolescente a principios de los noventa no fue tan sencillo como puede parecer. Ya, muchos diréis que pude vivir el auge y caída del Grunge y tener como ídolos a Nirvana, Pearl Jam o Soundgarden y luego, ya como joven adulto, empalmar con el Brit-pop.

Lo que no tenéis en cuenta es que lo que realmente molaba por entonces a la gente, lo que llenaba salas cada fin de semana, lo que se consideró como un fenómeno social en este país fue... la Ruta del Bakalao y la música makina (calla, que me acabo de enterar ahora mismo que bakalao y mákina son dos cosas diferentes. No sé como puedo haber vivido hasta ahora sin saber distinguir entre estos dos tipos de ruidos agudos y repetitivos con intenciones de acabar con todas tus neuronas). Ahora es muy fácil decir "¡ah,como mola Nirvana!", pero en mi clase del instituto habíá más gente que conocía a Chimo Bayo que a Kurt Cobain, que los que escuchabamos a Nirvana eramos los raros.Queda dicho.

Consecuencia de todo ello en mi inocente mente juvenil: juré odio eterno a la música electrónica. Como era de "los otros", todo lo que no fuera guitarra, bajo y batería era rechazado por mi, a poder ser con muestras de asco y desprecio. Claro, que de vez en cuando, como "guilty pleasure" algún temilla que otro con base electrónica si que lo escuchaba (cuidado: como ya se intuye, para mi, todo lo que no sea guitarra-bajo-batería, es música electrónica, no me vengáis ahora que si estos son techno-funky o harcore-acid o cebollas al pil-pil. Ya sé que me equivoco, pero soy feliz así). Básicamente, y que recuerde, algo de The Prodigy o Chemical Brothers, y quizá algún clásico como Ultravox o Human League.


Pero hubo un disco que cambió mi concepción sobre la música electrónica: Play de Moby. Este fue el primer disco de música electrónica que me compré y no es que me haya comprado muchos más, ni que sea un gran oyente de este tipo de música, pero sin duda es un punto de inflexión. A partir de entonces, cuando alguien mirara mi colección de CD's ya no encontraría un territorio virgen y sin profanar por cajas de ritmos y sintetizadores.

En fin, si con alguien tenía que perder mi "virginidad", quien mejor que Moby (utilizo términos como "virgen" y "virginidad" solamente para que calentorros incautos caigan en mi blog buscando vete a saber tu, que desde el día que vi en las estadísticas que alguien había ido a parar aquí buscando vídeos de incesto, ya tengo claro que "the internet is for sex".)

Y es que Moby es un tipo cuanto menos particular. Para empezar, su nombre completo es Richard Melville Hall, y si es conocido con el nombre artístico de Moby es en homenaje a su bisabuelo, Herman Melville, autor de Moby Dick.

Tiene además un extraño sentido del humor. Periódicamente ha de entrar en tratamiento psiquiatrico, ya que desde los 19 años y como causa del abuso del LSD, sufre de fuertes crisis de pánico. A partir de aquí, ¿como hemos de interpretar el hecho de que tenga su domicilio en un antiguo manicomio rehabilitado? Y eso por no mencionar su pasión confesada a quedarse en pelotas a la menor oportunidad y a hacer el amor en la calle. Hay quien cría pulgas y los hay con ganas de sacar la chorra a paseo. ¡Con lo tímido que parece!


Las 18 canciones de este disco son una muestra de lo mejor de la música electrónica en diversas de sus variantes, desde la generada utilizando samplers como Find My Baby, a la mas pura combinación frenética de sonidos eléctricos como Machete, combinaciones dance como Bodyrock o más al estilo ¿chill out? (tengo dudas realmente de qué narices es o no es música chill out) como Everloving


Caray, supongo que hablar de este disco es un poco atrevido por mi parte. Seguramente la mayoría lo tenéis y todos, aunque quizá involuntariamente, conocéis cinco o seis temas del mismo. Y es que los temas de este disco han sido utilizados en multitud de anuncios, películas y series de televisión. Así Porcelain, quizá su canción más conocida, ha formado parte de la banda sonora de la película La Playa (la del Di Caprio) o en las cortinillas de TVE y TV3.

Todo ello tiene una explicación.

El niño prodigio de la música electrónica sorprendió a todo el mundo en 1.996 cuando saco un LP, Animal Rights, donde volvía a sus primeras raíces.... el Punk. Y aunque el disco está muy bien considerado por la crítica, la cierto es que fue un fracaso comercial. Aprovecho la ocasión, y ya que no creo que vuelva a hablar más sobre Moby (no me da para tanto), para poner una de mis canciones preferidas que pertenece a este álbum That's when I reach for my revolver, un versión del tema de 1.981 del grupo Mission of Burma.


Pero volvamos a Play.

Lo dicho, tras el fracaso de Animal Rights, las compañías discográficas no quisieron ayudarle con la promoción y distribución de Play, su siguiente LP, en 1.999. ¿Y cual fue la estrategia comercial de Moby? Dar licencia gratuita de todas sus canciones para su uso comercial. 

El resultado fue que poco a poco todas sus canciones aparecieron en diferentes películas, en multitud de anuncios y en numerosos capítulos de series de televisión. No necesito publicidad ni promoción, se la hicieron otros. 

El resultado fue sorprendentemente bueno... pero un poco lento. Como ejemplo, decir que cuando el álbum fue editado en 29 de mayo de 1.999 solo se mantuvo 5 semanas en las listas de vendas de UK, alcanzando como mejor posición el número 33. El 15 de enero del 2.000 el disco volvió a entrar en las listas de ventas, en febrero alcanzó el número 1 y consiguió mantenerse 81 semanas consecutivas en las listas de ventas (que eso es más de un año y medio, que lo he mirado en Google).


Para finalizar, decir que para gente como yo, que no es que seamos muy fanáticos de este genero musical, este es un disco de fácil escuchar, y aunque hay temas que me repelen (como la antes mencionada Machete), lo cierto es que es un disco que me ha acompañado en cierta época de mi vida.

Bueno, hasta aquí un ha llegado este post sobre Moby, y todo ello sin poneros el vídeo del ya sobado hasta el asco Porcelain, que aunque es una gran canción, por favor: YA BASTA!!!

17 comentarios:

MIDAS dijo...

La música electrónica es una plaga. Y el perfil de la gente a la que le gusta no me convence demasiado. Estoy seguro de que dirían que un mojón pinchado en un palo es bueno, si lo venden en las revistas musicales como algo "Cool". Me parecen una pandilla de snobs descerebrados.
y ya sabes mas o menos de lo que pienso de la gente que hace este tipo de música -Pedantes, pretenciosos la mayoría. Aunque a Moby siempre me lo he creído- Pero hay algo que me gusta todavía menos que todo eso: El Hip-Hop. Y las batallitas de Eminem -personaje deleznable donde los haya. Es el "Torrente" del Hip Hop- contra Moby, me reconciliaron un poco con él. A pesar de todo... Tengo el "Play" en casa y algún disco mas de él como "18" u "Hotel". Y me parece un buen producto. Pero si algún gafapasta de estos me viene a dar el coñazo con lo buenisísimo que es Moby. -Es que la gente a la que le gusta esta música, además es que son de dar el coñazo- Te aseguro que lo negaré.

Luis EnricKe dijo...

Ese dato de su bisabuelo no me lo sabiaa... Wouu si que marco una generación y aun me toco escuchar sus sencillos que hasta la fecha me sigue gustando :D

Uri dijo...

Midas: Que conste, que por tres o cuatro cosas electrónicas que escuche, no se creo que se me pueda considerar aficionado a la música electrónica, como mucho tolerante a la misma. También te digo que prefiero electrodos en los huevos que una sesión de un grupo tipo Orbital.
Por otro lado, te comprendo. Hay grupos que me han gustado mucho que ahora básicamente los detesto, y basicamente por los fans de estos grupos. No diré nombres, ya que son grupos muy muy muy seguidos, pero sus fans y su actitud de "todo lo que no sea xxxxx es una mierda", han hecho que acabe renegando de esos grupos (y eso que tengo discos de ellos, pero al igual que tu lo negaré hasta la muerte).

Un saludo.

Uri dijo...

Luis EnricKe: Me has de explicar el porque de la K mayuscula.
La historia del bisabuelo es curiosa y hasta entrañable como homenaje.

Bueno, no sé si llego a tanto como a marcar una generación, pero si que fue un disco transversal, que podía gustar desde a tu madre a tu hermano pequeño, de tu colega que escuchara música mas comercial, al que solo escucha música indie.

Un saludo.

Johnny Dibud dijo...

Más o menos me identifico con lo que dice Midas, aunque eso también podría ser extensivo a otros estilos más rockeros o más de culto. Tengo el Hotel y me gustaba, me ha sorprendido la versión de "That's when I reach for my revolver", me agrada este Moby pero tampoco me mata. Saludos.

atticus' daughter dijo...

Ya he manifestado más de una vez que no soy nada de electrónica, me suele costar bastante, muchas veces me parece aburrida e insulsa. Aún así, hay cosas que sí que tolero y hasta me encantan. Cuando salió "Porcelain", bastante antes de que apareciera hasta la sopa y acabara aburriéndola, me fascinaba esa canción. El disco no lo tengo pero sí lo escuché y he de reconocer que me gustó, me parece muy interesante lo que hace este tipo en el disco. No sabía que tuviera tantísimos problemas, vaya personaje!!

Madre mía, pobrecito que sufriste en su momento el fervor Ruta del bacalao, yo aún era demasiado peque cuando salió... pero sufrí todos los Ibiza Mix!!! Eso sí que era para el suicidio!!

Un abrazo!!

Uri dijo...

Johnny: Justamente los grupos que yo detesto por sus fans son muy muy rockeros (alguno de sus seguidores son capaces de decir que solo ellos hacen verdadero rock.)
Si que sorprende "That's when I reach...", pero parece más delicado que el original de Mission Burma, y parecer delicado en una canción punk...

Uri dijo...

Atticus': Lo del sobe de Porcelain llega a proporciones míticas...

Por lo de la música electrónica veo que estamos a un mismo nivel... si no hay guitarra, bajo y bateria, pues es música electrónica... y claro ahí metes desde Air a Beck o Moby hasta la última rayada que el kinki de tu barrio pone a todo trapo en su audi tuneado (¿os habeis dado cuenta que ya no se ven coches tuneados?).
Aun así, si supongo que tengo que decir que en general, no me gusta la música electrónica, lo otro, son excepciones.

Frusly dijo...

No sabía que fuese bisnieto de Herman Melville. Aprovecho y añado que Moby Dick es el libro más aburrido que he leído en mi vida.
Lo de vivir en un antiguo manicomio es que no me extraña. El tío tiene pinta de faltarle un par de tornillos y las drogas es lo que tiene.

La verdad es que su música me suele ser fácil de digerir en general, de todas maneras me quedaría con un solo tema suyo, Extreme Ways, usada como banda sonora de la trilogía de películas de "El caso Bourne".

Un saludote

bboyz1970 dijo...

Buff , pero es que es todo tan ambiguo. A mi Moby no me desagrada pero se acaba oyendo hasta en la sopa y me acaba empachando.
Si me he de quedar con algo me quedo con su primera epoca cuando no lo conocía ni cristo.

Por otro lado yo tambíen me considero guitarrero ante todo pero eso no quita que me guste de igual forma: Moderat , Kraftwerk , Turner , Portishead , DJ Shadow o dieg uber die sonne. No se , lo veo totalmente compatible.

MIDAS dijo...

Uri. Yo me voy a mojar y voy a dar dos nombres de dos de esos grupos que acabé aborreciendo porque a TODO el mundo le dio por decir que eran la Ostia de repente: The Strokes y Arctic Monkeys.

eufoniaelectrica dijo...

El Animal Rights no lo escuché, aunque ese That's When I Reach For My Revolver me ha gustado bastante, pero el Play sí que lo conozco y no está nada nada mal. Sin embargo, tengo amigos que lo escuchan y dicen "Moby es uno de los mayores genios de la música" y cosas así y yo respondo "¿a dónde vas, Santo Tomás?". Una exageración como la copa de un pino. Jamás se ha salido de las bases más elementales el hombre.

Uri dijo...

Frusly: No he leido Moby Dick... es el típico libro que voy aparcando para el proximo verano y después de tu comentario este verano me parece que tampoco va a a ser.

Moby ya tiene de por si pinta de estar un poco "pa'llá", pero parace inofensivo ;)

Uri dijo...

bboyz: Compatible lo es, pero a mi personalmente me costó asumirlo. La intransigencia de la juventud, supongo, que te hacía rechazar todo lo electrónico aunque en el fondo te gustara. Recuerdo en mi grupo de amigos la polémica que se generó (no sé si solo entre nosotros o también a nivel mundial, la verdad) cuando Springsteen sacó Streets of Philadelphia, que solo eran sintetizadores y una caja de ritmos. Todos habíamos decir que era un judas... y en el fondo creo que a todos nos gustaba.

Uri dijo...

Eufonia: Ostias, genio, genio, tampoco se lo veo. Es un tipo muy peculiar, con cosas mucho mas que aceptables... pero tampoco veo que haya creado tendencias o creado un nuevo estilo. Es un buen artesano, quizá el mejor en eso, pero no ha inventado nada nuevo bajo la capa del sol.

Uri dijo...

Midas: Venga, yo también me voy a mojar (aun a riesgo que la gente me escupa cuando me vea por la calle). Mis fobia personal por culpa de sus fans nº 1 es Queen... y tengo algúnos discos suyos, pero es que estoy harto de los talibanes de Queen, que te los intentan vender como el único grupo de rock genuino de la historia y que todo el resto de la música es directamente mierda. Buff... esta sería una historia muy larga para que me justificara, que conste que no me refiero a todo el mundo que le gusta Queen, sino al fan tipo taliban, que no sé porque, este grupo los tiene a montones.

Laura dijo...

Felicidades por tu post, me ha encantado tu comentario ;D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...