miércoles, 13 de abril de 2011

Canciones con polémica: The Eton Rifles de The Jam


Mi acurado proceso de selección de temas para este blog (osease la canción que en ese momento suena en mi I-pod), nos ha brindado hoy  una gran elección de la que además tenemos temita para escribir un ratillo: la canción de 1.979 The Eton Rifles de The Jam (esto, dicho en voz alta y con tono de presentador de televisión, tiene hasta gracia, así que ya podéis estar todos ensayandolo hasta que os haga gracia.)

Eton:Igualito que mi instituto
Empecemos la historia: Año 1.978, localidad británica de Slough, cercana al paraje donde se ubica la muy muy muy (daros cuenta de los muchos "muy" que pongo para dar enfasi) elitista institución escolar del Eton College, donde estudía la realeza británica y la de otros países, además de ser el alma mater de muchísimos "Prime Minister" (como el actual, David Cameron). Vamos, el tipo de colegio donde tu colega "El Sapito" y "El Loco" (nombres reales sacados de mi mas tierna infancia de barrio suburbial) ya no son los que te dan las collejas, sino que es Timothy, el mayordomo de Sir Arthur, el que te aporrea para diversión de su señor.... Ah, y creo que también son conocidos por sus practicas que combinan la auto-asfixia y la masturbación.... ups! me parece que me estoy desviando algo del tema.

Volvamos a empezar: 1.978, en Slough, localidad cercana al Eton College, se ha organizado la Rigth to Work March en protesta por el paro (hay cosas que no cambian con el tiempo). Al coincidir la marcha con la hora del almuerzo de los chicos de Eton, estos últimos se mofan la marcha. Alguien, entre los manifestantes, decide que puede ser conveniente darle una lección a los estudiantes de Eton, pensando que pelearse con unos chicos  pijos de instituto será algo fácil... 

... si! ya! ¡fácil!: los estudiantes de Eton no son como los Borja Mari y los Pocholos de  por aquí, y en vez de huir hacia sus pistas de paddel (en UK sustituir por campos de Polo o Cricket) en sus Porsche Cayanne (o Aston Martin, que son como más señoriales y encima los conduce James Bond), se enfrentaron a los manifestantes. El resultado de la confrontación fue una paliza.... a los manifestantes, con bastantes punks entre sus filas. Ya ves.... tu orgullo punk por los suelos después de que Sir Walter Marlborough Willkinson (esto último intenta ser una parodia  de lo que debe ser un nombre pijo inglés) te haya dado una somanta de palos...

Paul Weller, espíritu crítico donde los haya, escribe The Eton Rifles... donde se mofa de lo sucedido.




Por cierto, ya tiene huevos que tenga que escoger el único single de The Jam que no tiene su correspondiente videoclip.

Ah, y a partir de aquí se lía la de dios. 

A ver, a los chicos de The Jam, con Paul Weller a la cabeza, les iba más la bronca que a un tonto un lápiz o un disco de Alejandro Sanz. Ya se habían peleado con The Clash en la gira White Riot al considerarse timados con el taquillaje. Paul Weller, cuenta la leyenda, había llegado a las manos con el icono Punk, Sid Vicious (con botella rota en la cara según dicen)... y para colmo, en lo que fue meramente una provocación, declararon que eran votantes Tories (conservadores) de toda la vida en 1.977. Además, su imagen con traje y corbata los hacía bastante sospechosos en una época de camisetas rotas y correas de perro. Así que cuando hicieron una canción en la que parecía que cantaban las gestas de los "Eton Rifles" apalizando punks... podéis imaginar. La ira del movimiento punk cayó sobre ellos (Nota: Tengo la apreciación personal de que el movimiento Punk fue en general bastante cabroncete con sus propios miembros, ya que a la que alguien se salía de la ortodoxia punk, era rápidamente repudiado como autentico punk. Así Glen Matlock fue expulsado de los Sex Pistols cuando declaró que le gustaban los Beatles, los Clash mosquearon a los punks al publicar el tema reagge Police & Thieves y los Stranglers eran conocidos sarcásticamente como "Punk Floyd" por el simple hecho de usar en sus canciones el órgano).

Paul Weller ha tenido que explicar un montón de veces el verdadero sentido que le quiso dar a esta canción, en la que pretendía hacer una crítica a una determinada clase de "revolucionarios de salón", que empujan a otros a partirse la cara, actuando únicamente como provocadores, y a lo que consideraban la hipocresía de ciertos punks. Aun así, a pesar de todas las explicaciones, se les criticó duramente por esta canción (ojo, tampoco creo que les quitara el sueño).

Para que conste: Paul Weller siempre se ha destacado por su militancia activa en la izquierda, llegando a colaborar mucho con el partido Laborista (del cual se desengañaría durante el reinado de Torie Tony Blair) mediante el colectivo Red Wedge.

Y aun recientemente la polémica volvió a resurgir, cuando en 2.008, el actual Primer Ministro, el conservador David Cameron, manifestó que una de sus canciones favoritas era The Eton Rifles (¿ya os he dicho que estudió ahí?). Paul Weller no tardo en contestar:  "¿Este tipo es idiota?", declaró. “Seguramente piensa que el tema lo escribí para él y sus colegas de colegio de pago". Esto es una respuesta y lo demás son tonterías.

En fin... a que se me olvidaba, la canción en si.... Bueno, de la canción en que se debe destacar un potente y pegadizo estribillo (con un toque hasta marcial) y la intro de la canción, donde el protagonismo lo tiene el bajo de Bruce Foxton. Es sin duda  uno de los himnos más reconocibles de The Jam y una de esas canciones que consigue cargarte las pilas desde las primeras notas.

Para finalizar, os dejo una versión de Stereophonics... más que nada para poneros otro vídeo, sinceramente. Es una de esas versiones que más que versiones se les puede denominar ejecuciones, ya que no aportan nada nuevo, limitándose a ser una pulcra ejecución del original. Aun así, tengo que reconocer que me gusta más la voz de Kelly Jones que la de Paul Weller, que siempre he considerado un compositor genial (el mejor de su quinta) pero un cantante bastante limitadito.


10 comentarios:

SERGI dijo...

Joder buena anécdota esta, no sabía de tal canción ni de tal mani, ya les vale a los punks esos de pacotilla, si hubiesen llevado a alguno de por aquí con bota vino en la mano igual la cosa hubiese cambiado

atticus' daughter dijo...

Buenísima anécdota y buenísimo tema, que por cierto no conocía (como muchos de los de The Jam, que son los responsables de una de mis cancioens favoritas de todas todas, "At town called Malice"). Curioso el mundillo de los punk, este tipo de actitudes me recuerdan un poco a la estupidez que hay en el mundillo llamémosle "moderniqui-guay" en el que la piel es tan fina como papel de fumar.

Impagable la respuesta de Paul Weller delante de lo del sr. Cameron, de las mejores que he leído nunca.

Como siempre, buenísimo el texto. No me cansaré nunca de decírtelo, pero es que te superas!!

Respecto a la versión, a mí también me gusta, y mucho, la voz del cantante de Stereophonics, y suena de maravilla.

Un abrazo!!

bboyz1970 dijo...

Jejeje esto me recuerda a cuando la policía nacional (creo) se declaró en huelga y cantaba en las manifestaciones L'Estaca , hasta que se enteró el bueno de Lluis Llach y en una declaración pública les prohibió que la volvieran a cantar jamás.
Argumentando evidentemente , que esa canción se compuso precísamente en contra de una dictadura y de su policia.
Igual también es las favoritas de Cameron "Margaret on the gillotine" de Morrissey jajaja.

eufoniaelectrica dijo...

Pues sí que carga las pilas sí. Yo estoy aquí a las 7 de la mañana desbordado de cosas que hacer y me ha animado. Eso sí, espero que no me entren ganas de partir cráneos que tengo que mantener mi respetabilidad todavía.

¡Un saludo!

Uri dijo...

Sergi: La verdad es que tuvo que ser un espectaculo digno para verse. Pero estas cosas aquí no creo que puedan pasar: ¿te imaginas los alumnos de Deusto o cualquier otra institución superpija pegandole de ostias a un colectivo de manifestantes? Aunque claro, recuerdo una vez que me cruce una manifestación contra el aborto en Cordoba... y pocas veces he pasado mas miedo... que con el abrigo de visón de las señoras pro-vida te pueden sacar un ojo!!!

Uri dijo...

Atticus': Tienes razón en cuanto a la actitud "moderniqui-guay", solo es otra evolución más en la costumbre de ciertos colectivos de autonombrarse guardianes de la pureza estilísitica.

La respuesta de Paul Weller a Cameron es tan demoledora que tendrían que grabarla en el Big Ben para las generaciones posteriores.

Ah... y gracias por tus alagos, que siempre van bien para subir la autoestima.

Saludos!!

Uri dijo...

BBoyz: Lo has clavado. Cameron también se desmarcó declarando lo mucho que le gustaban The Smiths, a lo que Johnny Marr respondió que le pohibia que le gustaran The Smiths y Morrissey que justamente sus canciones eran reacciones a gente como él (sobretodo centrandolo en el hecho de la defensa de los animales). Y no fue unas declaraciones sin mas, que la afición por The Smiths llego hasta la camara de los comunes: http://www.efeeme.com/75293/la-polemica-cameron-smiths-llega-a-la-camara-de-los-comunes/

Por cierto, esto parece el día de la marmota, en cuanto nos descuidamos volvemos a hablar sobre The Smiths ;)

Un saludo!!

Uri dijo...

Eufonia: Y es que hay canciones que ni el cafe...no,no... que el cafe es sagrado...

Saludos!!!

Sergio dijo...

Pues te diré que la versión de Stereophonics me gusta más, claro está que se aprovechan de la genialidad creativa del maestro Weller.

La frase "le gusta más que a un tonto un disco de Alejandro Sanz" la anoto para la posteridad. :)

Uri dijo...

Hola Sergio: bienvenido a este humilde blog, antes que nada.

Es cierto que la versión de Stereophonics suena bastante mejor, pero no canvia una nota de la original.. vamos que casi puede ser una versión de karaoke ;)

Y en cuanto a la frase, con un poco de suerte y tesón, a lo mejor conseguimos popularizarla para escarnio del sujeto.

Un saludo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...