viernes, 3 de junio de 2011

Canciones que descubrí demasiado tarde

A veces el proceso de creación de una entrada, puede resultar bastante curioso. Estaba yo pensando en que tema podría escoger para mi próximo post cuando me di cuenta que aun no había puesto nada sobre The Kinks,  y que siendo este uno de los grupos que más me gustan de los 60, era bastante imperdonable (ya me he fustigado unas cuantas veces en penitencia). El siguiente paso, logicamente, era escoger sobre cual de sus canciones escribir. Mi primera elección fue Sunny Afternoon. Las razones: me gusta, se acerca el calorcito y esta canción me recuerda las tardes de verano (¿a que soy el colmo de la originalidad).




Así que ya me ves a mi documentandome, cuando descubro que la cara B del single de Sunny Afternoon, no es otra que I'm not like everybody else, otra de mis "prefecancione"s de The Kinks. Mi proceso mental, me indica que blogs donde hablen de Sunny Afternoon los debe haber a patadas, pero no tantos de I'm not like everybody else. Así que tachon en mi libreta de los post y empiezo a buscar información sobre I'm not like everybody else, que ya verás que puntazo me voy a marcar cuando hable de esta canción.






Pero la cuestión es que no encuentro mucha información. Además reflexiono y me doy cuenta que como mucho podré copiar lo que he leído en otros sitios, como que la canción fue compuesta por Ray Davies para que la tocaran The Animals, pero que finalmente cambió de opinión y la grabaron The Kinks. O que a pesar de ser una cara B es una de las preferidas de la banda, que pronto la incorporaron a sus actuaciones en directo y que se encuentra en casi todos sus recopilatorios. O que para variar la norma del que la compone la canta, aun siendo compuesta por Ray, la voz es de su hermano, Dave Davies. Pero claro, todo esto lo podréis encontrar en Wikipedia y para eso no hace falta llegar a este blog.

Ya estaba a punto de desistir de hacer mi entrada sobre The Kinks, cuando se me vino a la cabeza un pensamiento. Revisando la letra y lo que me transmite la canción, con esas subidas de tono y cambios de ritmo, se me ocurrió que quizá descubrí esta canción demasiado tarde.

Creo que la debí escuchar por primera vez con 22 o 23 años y ya me pareció fenomenal, pero si la hubiera conocido antes, en mi etapa adolescente/atormentado/nadie-me-comprende/que-asco-de-vida (supongo que todos conocéis esta fase) hubiera sido mi himno, mi canción de cabecera. No hace falta decir que las razones son obvias: I'M NOT LIKE EVERYBODY ELSE !!!(vamos, que "Yo no soy como los demás". Dedicado a la Ángeles que sé que ella es de francés y luego me pregunta que significa).

A partir de aquí, pensé que esta no era la única canción que descubrí demasiado tarde. Son canciones que hubiera sido mejor conocerlas en esos años en que todo (libros, música, películas), parece que lo disfrutas cien veces más... y que si además te podías sentir identificado con la letra porque explicaba lo que estaba pasando, pues entonces ya era la repanocha. El primer ejemplo de otra canción que conocí demasiado tarde que me vino a la cabeza fue I'm  Eighteen de Alice Cooper (de cuando Alice Cooper era una banda mas bien cercana al glam-rock y no un cantante-solista heavy que fue más adelante).


Y podría continuar poniendo canciones y así hacer otra lista de esas que me gustan tanto (si, otra neura más que me ha dado).

Al final, mi reflexión es que de haber conocido esas canciones cuando era un pipiolo (canciones por otro lado ya viejas por aquel entonces) hubiera sido la bomba, hubiera podido decir: "Hey, esta canción habla de mi!!!" Lo jodido es que ahora tendré que pedirle hora a mi psicólogo para ver si es normal que considere que con treinta y cinco años estas canciones aun hablen de mi (es broma, ya tenía la hora pedida de antes).

Así que pensando que después de todo continuo siendo ese adolescente que parecía vivir la música con una intensidad orgásmica, llegué a la conclusión que el mejor tema para el post de hoy sería hablar de aquellas canciones que quizá descubrí un poco tarde.

8 comentarios:

Savoy Truffle dijo...

Fustígate Uri, Los Kinks son Dioses Absolutos con permiso de los Fab Foyr.
Saludos.

Uri dijo...

Truffle: asi lo hare, pero no demasiado no sea que le pille aficion y luego rstos vicios salen caros.

y que los Kinks son dioses absolutos tendria que salir hasta en los libros de primaria.

Saludos.

atticus' daughter dijo...

Ay las canciones que debimos escuchar en otra época, eso daría para un capítulo inabastable en mi blog, más que nada porque por mucho que ahora esté en la onda de la música indie y parece que sepa tanto, no siempre ha sido así, y en mi época adolescente hubiera flipado con muchas canciones de esa época que he conocido ahora, y tantas otras que no son de aquella época... o quizás no, no sé.

Qué grandes Kinks, muy bueno lo de "Sunny afternoon", porque el mío es uno de los millones de blogs que hablaron de esa canción. Reconozco que no los tenía demasiado controlados, pero palié esto hace poco y tienen grandísimos temas, de esos grupos que me hacen pensar en ocasiones que debería haber nacido 30 años antes para vivir todas esas músicas en su momento, jeje (después me acuerdo de todo lo que hay ahora, revival incluído, y me olvido, claro)

Ah, y yo también me hubiera sentido identificada con ese "I'm not like everybody else"... malditas adolescencias incomprendidas...

Un abrazo enorme!!!

Johnny Dibud dijo...

No sabía lo de "I'm not like everybody else" la compuso Davies para que la tocaran los Animals. Qué curioso. Una de mis 5 canciones preferidas de los Kinks, me atrapa. Saludos.

Uri dijo...

Atticus': supongo que a todos nos pasa lo mismo. Yo he tenido varías épocas revival, en las que solamente porque sabía que eran grupos historicos, me compraba sus discos y a descubrir porque eran históricos. Pero claro, esto ya se dio cuando tenia, para empezar, algo de dinero en el bolsillo para gastarmelo en cd's. De todas formas, si con 15 o 16 años hubiera pregonado la grandeza de los Kinks entre mis colegas de insti, creo que me hubiera ganado unas collejas de más.

En otras ocasiones (o en otros blogs, todo puede ser) ya he indicado que después de The Who, para mi en los 60 son The Kinks.

Y lo de haber vivido hace 30 años, si hubiera sido en Inglaterra o en depende que sitios de Estados Unidos vale (la verdad es que no me veo en medio de Arkansas, entre campos de maiz). En España estarías maldiciendo a Los Pecos, Camilo Sesto y Miguel Bosé (si, el jodido es incombustible), y estarías pateandote todas las tiendas de la calle Tallers buscando un vinilo de Joy Division o esperando que algún colega te lo trajera de Londres. Vamos, que mejor ahora mil veces.

En cuanto a adolescencias incompredidas creo que podría escribir un master, pero como el sarampión, todo el mundo lo ha de pasar.

Hala, un monton de abrazos!!

Uri dijo...

Johnny: y para serte sincero, yo hasta el día antes de publicar tampoco. La fuente es Wikipedia versión en Inglés, que siempre es algo más fiable que la española (algo no, un montón más fiable).

También está entre mis cinco favoritas... y quizá en un grupo más reducido también.

Nahim dijo...

Sobre el tema que nos planteas se pueden hacer un montón de cábalas. Hay miles y miles de canciones que se nos escapan y que no escucharemos jamás. Luego está la objetividad para que te guste una canción o una banda, el momento emocional, la casualidad. Yo a los Kinks los descubrí en el programa que hizo el Miguel Ríos en Televisión Española hace ya un millón de años y me sorprendió la cantidad de hits que lanzaron. Y también ha habido bandas que nos han recordado su grandeza, como los Van Halen o The Smithereens. Salutacions!

Uri dijo...

Nahim: antes que nada, bienvenido a este humilde blog. Espero que te guste lo que vas viendo por aquí.

En le fondo es una cuestión de tiempo: nos falta tiempo y energias para escuchar toda la música que vale la pena y es seguro que musica muy buena nunca lleguemos ni a escucharla. Y como en casi todo arte, el factor personal del que recibe la información es muy determinante. Eso pasa mucho en los libros, que en según que momentos personales te pueden parecer reales, y luego al reeleerlos un tostón inmenso.

Yo a los Kinks los conocí en una locura que me dio por todos los grupos ingleses que venían del Rhythm Blues, como The Animals, The Zombies, The Yardbirds....

Un saludo!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...