lunes, 27 de junio de 2011

ESPECIAL 100 ENTRADAS: El divertido mundo del plagio (Part I)


Bueno, os juro y prometo que por lo menos durante una temporada, me dejo estar de celebrar efemérides propias. No más especiales por el número de visitas o de entradas, no mas mirarse al ombligo... La proxima, hasta que no celebre el año publicando por allí octubre. Palabrita del niño Jesús.

Pero aun a riesgo de parecer pesado, egocéntrico, arrogante, iluso, narcisista... (No sé me ocurre nada más. Se aceptan sugerencias) tenía que celebrar haber publicado hasta cien de estas cosas, aunque solo sea como un autoreconocimento a la constancia que, sinceramente, no esperaba tener. Vamos, que pensaba que esto iba a ser como el otro blog que una vez empecé, del que hice tres entradas y ahora esta durmiendo en el limbo de los blogs olvidados; o como cualquiera de las diez o quince novelas que debo haber empezado a escribir... creo que la más larga llegué a escribir cinco páginas antes de que se quedara aparcada vete tu a saber donde.

Y como es un día especial voy a hablar de un tema que hace tiempo que tenía ganas de escribir: el plagio. Además, los chicos de Coldplay me lo han puesto a huevo con esa horrorosa canción que han parido y que a los cinco minutos de sonar todo el mundo ha señalado como un plagio de El Ritmo de la Noche. Aunque me creo su versión, de que no es un plagio, sino un homenaje y que tienen autorización para utilizarla, casi hubiera preferido lo contrario (¿Homenajes al Ritmo de la Noche? Joder, esto me da para un post entero soltando veneno, pero por ahora solamente diré que el único homenaje que se merece tal engendro es que todas sus copias sean enviadas al espacio exterior, junto con los discos de Alejandro Sanz, lógicamente.).

A partir de aquí, lo sencillo sería comentar la decena de canciones que Avril Lavigne ha plagiado, como este I wanna be your boyfriend de The Rubinoos,



del que se copio de forma muy descarada en su canción Girlfriend. A la tía tonta (no se la puede llamar de otra manera) ni siquiera se le ocurrió quitar los" hey hey" del estribillo, como si cambiando "boyfriend" por "girlfriend", ya nadie se fuera a dar cuenta.



Claro, que a lo mejor se defendería diciendo que es un homenaje a la canción original, como dijo en su momento Tom Yorke cuando le preguntaron porque se parecía tanto su Creep con The Air That I Breath de The Hollies. Cuentan las malas lenguas que el resto de Radiohead se negaba a grabar Creep por muy cabezón que se pusiera Yorke (que efectivamente se puso cabezón, ya que se salió con la suya), conscientes de cuanto se parecía con la canción de The Hollies; y que en un intento de boicotearla se añadió la guitarra tan distorsionada y tan poco propia de Radiohead... que a la postre haría tan famosa a la canción. Plagio o no, fue el tema que les hizo despegar y aunque no es mi grupo favorito, no hubiera sido justo que se acabara su carrera por este desliz. 


Porque a otros con un desliz semejante, les finiquitó la carrera. Si no que se lo expliquen a The Verve y su Bitter Sweet Symphonie y la acusación de que copiaron a la canción The Last Time de The Rolling Stones. Supongo que los que conozcáis las dos canciones no le encontráis el más mínimo parecido ni por asomo... porque no es cierto que plagiaran la canción de los Rollings, si no una versión orquestral de la misma, realizada por la Andrew Oldham Orchestra, que a su vez tenía unos arreglos sacados de la obra de música clásica Peer Gynt de Edward Grieg. La confusión viene dada porque el titular de los derechos de todas estas canciones (Rollings, Andrew Oldham y Edward Grieg), y el que denunció ante los tribunales a The Verve, es Allen Klein, el antiguo manager de Jagger, Richards y compañía. Mucha confusión rodea a esta historia, aunque parece ser que al final The Verve había obtenido autorización para utilizar un trozo de la versión de Andrew Oldham, y que utilizaron más fragmentos que el que tenían autorizado. En una extraña decisión judicial, obligaron a inscribir como autores de Bitter Sweet Symphonie a Jagger y Richards, y The Verve perdió todos los derechos y el control sobre la canción. Victima de una crisis nerviosa, Richard Ashcroft decidió disolver el grupo y aunque ha tenido una interesante carrera en solitario, ya nunca alcanzó la gloria como con The Verve (The Verve se volvió a reunir, pero como iría la cosa que volvieron a romperser ya que se acusaban a si mismos de que solo era una movida comercial para promocionar a Ashcroft). Como dijo Ashcroft, Bittersweet Symphonie es la canción más bonita que The Rolling Stones ha hecho en los últimos 20 años.

Ahora para que podáis seguir un poco el hilo. Primero oír a Edward Grieg:


En segundo lugar, The Last Time en la versión de Andrew Oldham Orchestra:


Y por último, la canción de The Verve:



Y es que no a todos el hecho de plagiar les ha afectado a su carrera. Hay maneras de que la cosa no se note demasiado. Una buena forma de plagiar sin que nadie se de cuenta es coger una canción de algún país exótico, pongamos Corea del Sur (¿quien coño va ha escuchar música de Corea del Sur?) como esta original  canción de 1.991:


Y  a partir de aquí parir un mega hit:



Y es que con esto de Internet, hay chalaos que se tragan de todo. Claro que los chicos de Green Day, tiene mucho que explicar. Si no como justifican que esto:


Se parezca tanto a esto:


Otro homenaje, me imagino yo. Pues que no se anden con ostias con los Kinks, que ya denunciaron a The Doors por Hello, I love you y su extraño parecido con All The Day and All The Night.

Otros expecialistas en buscar en el extranjero la inspiración han sido The Chemical Brothers, y por mucho que me gustara Galvanize,


tendríais que ver la cara que se me quedó cuando me enteré que en realidad era una copia de una popular canción de Argelia y que una cantante les había reclamado por copiar hasta los arreglos.


Pero por lo menos los The Chemical Brothers no tardaron demasiado en reconocerlo y pagar los derechos a los autores, al igual que Rod Steward, cuando fue tan evidente que su gran mega-hit (y colmo del horterismo a mi parecer) Do you Think I'm Sexy?



no era más que "una adaptación" de la canción Taj Mahal del autor de Bossa Nova Jorge Ben.


Cosa que le honra tanto a Rod Steward como a  Jorge Ben (que los podría haber reclamado para si), es que los beneficios que se sacaron de la "version" fueran a Unicef.

Y podría poner un motón más de casos y extrañas coincidencia, pero claro hacer sangre de Amaral (su Te necesito es clavadito a That was my veil de PJ Harvey) o el Waka Waka de Shakira (¡Mira que copiar una canción típica senegalesa y que no le cayese encima alguna maldición vudú! ¡Si es que siempre tiene suerte quien no se lo merece!) no me motiva demasiado, ni tampoco recordar los casos más obvios como los de George Harrison y su My Sweet Lord o The Beach Boys (Surfing USA es nota por nota Sweet Little Sixteen de Chuck Berry). En todo caso, he escogido entre los acusados, grupos o artistas que a mi personalmente me gustan (bueno, exceptuando a Avril Lavigne, pero es que me ha parecido el caso más tonto)... y es que en el fondo, que tire la piedra el que esté libre de culpa... o a caso el Anybody seen my baby de los Rollings no se parece sospechosamente al Constant Craving de K.D. Lang?

Y con esto, termina la primera parte y aviso que la segunda parte será muy diferente. Me centraré en un grupo que yo he tenido muy mitificado, que aun escucho de vez en cuando (vamos que tampoco los he bajado mucho de su pedestal por ello) y que deben tener el record de perder demandas acusados de plagio. ¿A alguien se le ocurre quien puede ser?.

11 comentarios:

MIDAS dijo...

Acabas de darme el día con tu post de los jodidos plagios porque CREEP es uno de mis temas preferidos y cualquier sombra de duda que planee sobre él me afecta. De todas formas, vuelvo a repetir la frase de mi profe de lietartura preferido -Que probablemente, no será suya- En el arte, el robo está permitido siempre que haya asesinato y CREEP le pega veintemil vueltas a ese tema de nuestro Albert Hammond.

La verdad es que conocía los dos temas pero jamás los había escuchado seguidos. ¡Buen trabajo! esto no se copia de la wikipedia ¿O sí?

Uri dijo...

Midas: Pues no, esta vez solo he acudido a la Wikipedia para confirmar alguna fecha o algún dato. La mayoría de historias, cosas que había leído o escuchado por ahí y algunas que son tan evidentes que me había dado cuenta yo solo (basicamente las de Green Day, Avril Lavigne o Rod Steward, que son las más evidentes). Además llevo meses recopilando datos y me he dejado un monto de temas por poner, pero como por lo general eran bastante malos o de grupos que no me gustan, no los he incluido. No quería que alguién me señalara con el dedo diciendome que atacaba a grupos a los que les tenía mania.

La historia de Creep es de las que más me llama la atención. Como un intento de joder una canción por parte de la banda la hace más especial. Y si, Creep le da 100 vueltas a la del gibraltareño Albert Hammond (un gallifante para ti, este si que es un dato que había sacado de la wikipedia pero que al final no he incluido para no marear al personal con datos como el expediente The Verve).

MIDAS dijo...

Oye que lo de que si habías copiado o no, era una broma. Que el post está cojonudo. No entiendo muy bien como van esto de los premios entre bloggers pero yo te daría uno ahora mismo. Tu blog mejora por días.
Y no te cortes en poner a parir a grupos que no te gusten por lo que podamos pensar. -Otra cosa es que no te apetezca hacerlo-.
Y sí, lo de Albert Hammond ha sido sencillo para mi. A mis padres le encantaban sus canciones y para bien o para mal, he crecido con ellas.

Uri dijo...

Midas: Ja ja ja Tranquilo, que no me ha molestado para nada. Si que he aprovechado un poco de tu comentario para explicar como he ido haciendo el post y el criterio que he seguido... y mas como defensa preventiva para lo que vendrá en la segunda parte. Estoy convencido que algún fan del grupo en cuestión (¿no te imaginas quien puede ser?) se lo tomará muy mal, y eso, que ya avanzo, que es un grupo que para mi durante algunos años fue "lo más".

Saludos crack!

Johnny Dibud dijo...

Pues cien eran cien. Más que plagios yo lo calificaría como acercamientos (algunos excesivos). Por ejemplo el de The Verve me parece descarado (ya tenía conocimiento) y el de "Creep" no negaré que tiene su morbo. Saludos, megacrack.

P.D.: me agencié Hornby, espero leerlo en vacaciones. Poco a poco tus recomendaciones, merci.

Anónimo dijo...

felicidades y a por otros cien y mas!! esto ya no es tan gaseosa no?

bboyz1970 dijo...

Y que vengan otros cien , con conmemoraciones como esta FIERA!!!
Ah!! por ahí queda también el de Mikel Erentxun y el de Lightneen seeds.
Aunque como dice Woody hay algunos que a veces son un poco rebuscados en sus demandas. A fin de cuentas esto de la música es a menudo una pescadilla que se muerde la cola.

Yo realmente lo que odio y me saca de quicio son aquellos jingles publicitarios que intentan imitar alguna canción famosa , para evitar pagar los derechos. Como una de una colonia que últimamente torpedea nuestros televisores emulando a Arcade Fire.

SALUDOS Y FELICIDADES MAESTRO!!!

atticus' daughter dijo...

Madre mía, pedazo de investigación te marcaste con el tema!! La verdad es que he alucinado con algunos, porque realmente parecen auténticos calcos. El de Chemical brothers es brutal, y eso que era una canción que, sin ser para nada mi género, siempre me ha llamado la atención, creo que la miraré de otra forma ahora. Y lo del "Warning" de Greenday también me dejó de piedra, a momentos parece exactamente la misma canción. De todos modos, a veces es muy delicado definir un plagio. En estos dos casos está muy claro, pero lo de "Creep" tampoco lo veo taaaaaaaaan claro, y bueno... extrapolar el "Peer Gynt" de Grieg a "Bittersweet symphony", es buscarle seis pies al gato, jeje.

A todo esto, no podías haber celebrado mejor las 100 entradas con otro de tus fantásticos escritos, no hace falta que te repita por enésima que vez que soy fan de ellos!! Larga vida!!

Un abrazo muy fuerte!!!

PD: Ya sabes que a mí sí que me gustan mucho Coldplay... pero he de reconocer que me parece horripilosa la última canción. Ah, y no sé si sabías que el susodicho "Ritmo de la noche" a su vez era un plagio de otra canción... si es que...

Uri dijo...

Johnny: Je, je, je, aproximaciones! Hombres, si las hubiesen firmado de forma conjunta con los autores de las "homenajeadas", ningún problema (así lo hace Beck, Moby o Beastie Boys con todos los samplers que utilizan en sus canciones). El rollo es que la mayoría firman las canciones como si las hubieran realizados ellos. Yo el tema The Verve encuentro que es el más retorcido y que fue injusto que por ello se cargaran su carrera Hay plágios mas descarados (el de Avril Lavigne me parece hasta insultante de lo obvio que es) y parece que no ha pasado nada.

Espero que disfrute 31 canciones. No es el mejor libro de Hornby, pero es bastante curioso y dice unas cuantas verdades.

Saludos a ti que si que eres un megacrack!!

Uri dijo...

Bboyz: Eretxun tiene por ahí mas de una que podría incluirse en este post pero tampoco era mi motivación. el rock-pop nacional tiene muchos cadaveres en el armario desde que nos vendieron que Horror en el Hipermercado de Alaska y.... (no sé quien le tocaba entonces ¿Pegamoides?) nos lo vendieron como una canción orginal.

Ostia, y lo de los jingles imitación es algo horrible que haces bien en denunciar, que bazofia!!

Saludos company!!

Uri dijo...

Atticus': Pues si, llevaba meses en plan lo publico, no lo publico, lo publico. He quitado y puesto canciones según el dia y sobre todo he evitado aquellos casos que veia muy muy retorcidos (como los que acusan que Come us you de Nirvana es plágio de una cancion de The Damned, no recuerdo que cancion, en que la linea de bajo se parece remotamente).

El ejemplo de Galvanize es también de los más exagerados y el de Creep, bueno, si no fuera por la historia de la guitarra y que Tom Yorke lo tuvo que admitir yo tampoco lo tendría tan claro. Y lo Verve, considero que es quizá el caso más sangrante e injusto (si le quitas la parte "copiada", no deja de ser una gran canción).

Ah, y lo de coldplay, que no lo considero plagio, me da repelús sobretodo por utilizar una canción que me ha torturado personalmente durante muchas noches. Sabia que El Ritmo de la Noche a su vez es copia de una canción que se llama "Rio", pero que no tengo la suerte de conocer. Si ponía el Ritmo de la Noche, por desgracia, todo el mundo sabía de que se trataba.

Y no quiero acabar sin agradecerte tus elogios. Seguramente sin gente como tu no hubiese llegado ni a los diez.


Un abrazo muy fuerte para ti tambien!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...