miércoles, 3 de agosto de 2011

El chocolate espeso y las canciones cortas

Será cosa de la edad, pero con los años cada vez me gustan las cosas más breves. Por ejemplo, cada vez me cuesta mucho ver una película entera en una sola sesión y disfruto más de un libro que me puedo leer de una tirada que no un tocho de 1.000 páginas (bueno... viendo alguno de los libros que tengo preparados para leer este verano, me parece que este punto aun no lo tengo del todo claro).

Los indiscutibles reyes de la canción de menos de dos
minutos
Y con la música me pasa lo mismo. Ya han pasado los tiempos en que disfrutaba de canciones de más de 10 minutos y alucinaba con solos eternos de batería (que sinceramente, es de lo más sinsentido). De hecho, inevitablemente, cada vez que una de estas largas canciones suena en mi iPod, inevitablemente es pasada de largo. Bueno, ahora lo más normal es que me preguntarais por que tengo canciones que nunca voy a escuchar en el mp3, ocupando espacio donde podría tener otras cosas... Puro espíritu del coleccionista, puro afán de poseer y quien sabe si algún día me da un siroco y me da por alucinar de nuevo con In-a-gadda-da-vida.(Nota: con los libros me pasa igual, mucha gente me dice que vaya a la biblioteca en vez de comprar tanto libro, pero no entienden que lo importante no tan solo es leerlo, es poseerlo. Me ha dado por coleccionar libros, mejor eso que coleccionar cadáveres en el jardín de casa, que luego viene el perro y te hace unos agujeros para coger los huesos que te lo deja todo hecho un cirio).

Veis!!! Un buen ejemplo: In-a-gadda-da-vida. Si esta canción tuviera solo 5 minutos la escucharía cada día (hiperbole, que no se le ocurra a alguien tomárselo al pie de la letra) y en cambio que levante la mano el que ha escuchado los 17 minutos del tirón sin utilizar substancias psicotrópicas (coño, es que con "ayudas externas"soy capaz hasta de tragarme entera toda la discografía de Genesis... y sin ir al baño).

Así, que cada vez estoy más convencido de que lo bueno si breve, dos veces bueno y como prueba os he preparado una pequeña muestra de grandes canciones cortas de varios géneros y estilos para mirar de convenceros.

Empezaremos por la más larga de todas las seleccionadas, con 1:34 de duración: Highly Envolved de The Vines.



Y si hablamos de canciones cortas, es imposible no hacer mencion a los reyes de las canciones breves: Ramones.



O siguiendo con la estela punk, muy dada a estas explosiones de sonido, cortas pero intensas, que mejor que Cashba Rock de The Undertones.



Pero si queremos hacer una mención a algún grupo actual (por lo menos que sea de este siglo), puedo hablaros de The Vaccines y su Wreckin' bar (ra ra ra).



Algo alternativo de los 80, Allison de los Pixies.



Que sois mas de Brit-Pop, Annie de Elastica.



También hay ejemplos para el grunge gracias a Kickstand de Soundgarden.



Y para que no digáis por ahí que solo se trata de cosa de músicos broncas con guitarras, también hace alarde de brevedad Air con su Clouds up.



En total ocho canciones, ninguna de ellas experimental (sino Sufjan Stevens tendría que copar casi todo el post... la de canciones que tiene con menos de 30 segundos!!!), ninguna canción/excusa para enlazar dos temas (aquí les toca a The Who, que para hilvanar su Tommy incluyeron muchos mini-temas entre canción y canción), solo canciones pensadas en si mismas como breves momentos de música.

Y ahora para joder la marrana, finalizaré diciendo que también es una lástima que estas canciones, con lo buenas que son, duren tan poco, que unos minutillos más les hubieran venido de perillas... bueno, espero que ya tengáis claro a estas alturas que no tengo ningún tipo de criterio.

10 comentarios:

MIDAS dijo...

Anuncio batallita de abuelo cebolleta ya, y va a ser mas larga que la duración de todas las canciones que has puesto juntas. Avisado estás...

Tal y como se han puesto las cosas, lanzar un tema de esos míticos de diez minutos como los que hacían en el pasado Led Zeppelin, Pink Floyd o incluso Mike Oldfield es prácticamente imposible y si se hace, lo hacen los grandes que no temen que les coloquen la etiqueta de anti-comercial. Como por ejemplo Peter Gabriel: En su penúltimo álbum las canciones duraban todas entre 8 y 10 minutos.

Esas canciones incluso son difíciles de radiar en estos tiempos que corren. Y ahora es cuando llega la batallita...

Yo hice radio en la época en la que se pinchaban los vinilos en dos platos y si se te rompía una aguja o estabas solo y tenías que bajar al sótano a por discos -o a por la aguja de repuesto-, te convenía tener a mano una lista de canciones largas con el minutaje de cada una ordenadas de mayor a menor minutos, para pincharlas y ganar el tiempo deseado para poder maniobrar sin agobios.
Y los jefes lo sabían. Así que cuando sonaba el "Starway to Heaven" de Led Zeppelin -la mas pinchada para esos menesteres- o algunas de las mas largas de "The Wall" de Pink Floyd, te daban un margen para que solucionases el problema y la llamada era inminente desde sus casas para comprobar que todo iba bien. Normalmente las agujas eran de las buenas y costaban una pasta y prácticamente llamaban para que les dijesemos cualquier cosa menos que nos habíamos cargado una aguja.
Recuerdo que entró un novato y lo dejamos solo y le hicimos poner todos los temas largos uno detrás de otro y el pobre se comió el marrón de unas diez llamadas entre jefes y compañeros varios. Mientras nosotros nos descojonábamos de risa en la oficina y por supuesto, no cogíamos el teléfono. Para colmo de males, con tanta llamada preguntando si había un problema y el pobre novato sin verlas venir y pensando por momentos que el problema podía ser él, se puso nervioso y casi se carga una de las agujas de verdad. Al final tuvimos que entrar a echarle una mano y contarle que le habíamos hecho la novatada para tranquilizarlo. Éramos muy cabroncetes por aquella época.

Y todo esta batallita sin sentido viene a colación, que incluso entonces, poníamos esas canciones por un motivo concreto. Imagínate ahora que todo está informatizado y las posibilidades de que te surja un contratiempo son mínimas -Creo, porque desde que todo esta informatizado no he vuelto a hacer radio mas que como colaborador eventual y sin tener que pinchar música-

Buen post. Gracias por hacernos Agosto mas llevadero.

Anónimo dijo...

Y pensar que fui con 15 años a ver The Song Remains The Same y Live at Pompei al cine. Con 16 lo tenía superado pero hoy en día vuelvo, especialmente con temas que no entendía del todo entonces (véase Zappa, Roxy Mothers and elswhere). Dicho eso, disfruto mil veces más con este tresoro de Pink Flag de Wire

http://www.youtube.com/watch?v=FdNS4g8vOnc

Roger

Uri dijo...

Midas: Tus batallitas siempre son bienvenidas en este blog.

Bueno, por lo menos me has enseñado una función práctica para las canciones largas.

A mi la cuestión no es que no me gusten... es que me aburren que sean tan largas... quiero cambio...

Ah, y un poquillo cabrón con el novato... Pero que levante la mano el que no haya hecho algo parecido (como enviar al novato al despacho del jefe para que le pida la máquina de cuadrar balances).

Saludos!!

Uri dijo...

Roger: Yo tenia el doble Lp de The Songs reamain the same y alucinaba con Dazed and confused de más de mínutos o ese Whole lotta love que no acababa nunca... con Moby Dick y No Quarter nunca pude... puede que no las entendiera (musicalmente hablando... que lo de la letra... ejem ejem).

Ahora se me haría muy duro volver a escuchar el disco, aunque guardo un grato recuerdo de la versión de Celebration Day.

Saludos!!!

atticus' daughter dijo...

Como se dice en catalán, "al pot petit hi ha la bona confitura", y muchas veces en cuanto a música es más que cierto. De hecho, casi todas las canciones breves son auténticos trallazos, qué necesidad hay de alargarlas, si ya transmiten lo que tienen que transmitir en ese tiempo?? Qué grande, por cierto, el de Vaccines, menudo trallazo de presentación que tuvieron esa gente. Para completar tu post, me viene a la cabeza una que puse hace poco en el blog, "Fell in love with a girl" de White stripes. Energía a tope en menos de dos minutos. Brutal.

Un abrazo!!!

Jose Carlos dijo...

muy bueno el post!!! por un momento me veia totalmente reflejado (acumular canciones q paso en el ipod, comprar libros, leer varios a la vez...en fin un caos, pero mi caos)
Un ejemplo; llevo en el ipod el "Collected" de Massive Attack , amo a esta banda, pero cuando veo q el tema q va a sonar supera los 4 minutos, lo paso...quizas sea un sintoma de ansiedad cronica..jeje

Frusly dijo...

Es curioso lo que comentas, es totalmente cierto. Con el paso del tiempo te pasas a lo breve. Me ha pasado con las películas, con las series, con los libros y con la música (en menor medida, pero también)

De las canciones que has puesto, en la que echo de menos algunos minutillos más es en el Allison de los Pixies.

Un saludote

Uri dijo...

Atticus': Bueno, tu como músico debes saberlo... a veces debe ser difícil no gustarse a si mismo y empezar a hacer florituras y alargar el tema (te lo digo por mi muy corta experiencia rompiendo cuerdas de guitarra) . Al final estás canciones tan largas son más para el que las toca que para el que las escucha...

Fell in love with a girl es casi un paradigma de este tipo de canciones. Trallazo corto e intenso.

Abrazos!!

Uri dijo...

Jose Carlos: Bueno, primero bienvenido hasta humilde blog.

Veo que también sufres esta especie de sindrome de diogenes cultural, y como le digo a mi mujer, por lo menos no me gasto el dinero en los bares, ja ja ja

¿Ansiedad crónica? Coño, tendré que consultarlo con el psicologo... hala, otro sintoma más!! (suerte que solo me cobra por horas, que si fuera con psicopatias...).

Entiendo lo que explicas... yo tengo discos que me gustan pero que es imposible que escuche en mi vida en el ipod... pero soy incapaz de borrarlos. Siempre pienso que algún dia puede que me apetezca.

Saludos, y bienvenido de nuevo!!

Uri dijo...

Frusly: Yo creo que intenet tiene también algo que ver. Emociones cortas e instantaneas... pero si, en cuanto a pelis y series me cuesta concentrarme en algo superior a 40 minutos... y eso si se trata de algo muy bueno. El otro día se me hizo hasta larga Blade Runner... con lo que ha sido Blade Runner para mi (bueno, el hecho que debe ser como la veinteava vez que la veo... algo debió influir).

En la música quizá soy algo más radical, y aquí creo que tiene la culpa la tecla de avance a otra pista... esto con el vinilo, en que era todo un show pasar de canción a canción, o con el cassette, hay dandole a la tecla y mirando si aun quedaba o te habías pasado, ni se te ocurría hacerlo.

Saludotes!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...