miércoles, 17 de agosto de 2011

Llenapistas 90

Hoy no toca hacer un post sesudo analizando algún disco o canción, ni explicar ninguna historia o curiosidad detrás de una canción o un grupo (y seguro que alguno de vosotros lo agradeceréis). Todo tiene una explicación. Para empezar, esta mierda de conexión mediante USB que no me deja bucear mucho por la red  que hace que cada conexión sea toda una aventura) y aunque uno tiene memoria, si no puedo corroborar según que datos, prefiero no ponerlos (aunque esté blog es tan modesto, que no tiene ni trolls para decirme de malas formas cuando me equivoco). Luego, claro está, la vagancia mental veraniega que se está juntando ya con la depresión de estas fechas, conocido como el síndrome "Semacavan-Las Vacaciones".

En fin, que una vez explicadas mis penas (que seguro que tampoco os importan demasiado, pero dejarme vivir con la ilusión), os aviso que hoy tocan batallitas del abuelo cebolleta, de cuando corría la segunda mitad de los años 90 y yo, estudiante universitario de les "rodalies" (cercanías en catalán) de Barcelona, descubría la gran urbe de noche. Que conste que Barcelona no era entonces (supongo que ahora tampoco) una gran ciudad fiestera... ni se te ocurra salir de lunes a miércoles sino quieres encontrarte, en los pocos locales que puedan estar abiertos, más solo que la única neurona de Alejandro Sanz y David Bisbal (si, entre los dos comparten una sola una neurona, el problema es que la mayor parte del tiempo los dos piensan que la tiene el otro mientras, en realidad, la neurona está de terapia). Pero cuando sales de tu comarca (Valles Oriental, para más señas), cansado de ir siempre a los mismos lugares y encontrarte además con la misma gente (cosa que hacía que tus posibilidades de pillar fueran menguando con el tiempo de forma exponencial. Una vez has hecho el ridículo con una chica, ya no es posible volverlo a intentar con ella ni con su grupo de sus amigas... os vais haciendo una idea de como es posible que en poco tiempo te quedes sin ninguna posibilidad de triunfar), descubrir toda la oferta que te da Barcelona y además con el añadido de que no te conoce ni dios... LA OSTIA!!!!

La foto es del 60... no ha cambiado mucho
Y eran muchos locales y bares que frecuenté por esa época: el New York en la calle Escudellers y el Panam's de Las Ramblas (curiosamente el New York antiguamente había sido un espectaculo erótico... y el Panam's aun lo era en la planta de abajo... curiosa combinación), el Q3 de Poble Nou, local pequeño y entrañable, Enfants... no me acuerdo donde (de hecho creo que no conseguí entrar sereno ni una sola vez), Urbe en la calle Tallers, Sidecar, tras la Plaza Real, y más tarde (de hecho tan tarde que la música que pondré aquí no recuerdo haberla oido en este lugar) Garage, de calle ¿Pallars? (sería fácil comprobarlo, pero con la mierda de conexión que tengo me pasaría una media hora, así que si algún amable lector se acuerda en que calle estaba, que le ponga en comentarios). Mención especial al extinto Bar California, donde las cucarachas hacían escalada libre por los fuets del mostrador pero la cerveza era especialmente barata (osea... el paraíso).

Por aquel entonces reinaba el Brit-Pop, y aunque entre borracheras nos reíamos cantando el hit de Jesulín de Ubrique por La Ramblas (Toa Toa Toa Te necesito Toaaaa como antes Toaaaa....), uno siempre ha sido muy exquisito con la música que bailaba. De hecho eran pocas las canciones que me hacían dejar el cubata en la barra y salir disparado a bailar (o pegar botes o movimientos espasmodicos cual epiléptico según la canción. El balet del Bolshoi no es que fuera justamente). Y aunque sinceramente, el final de la noche era siempre desastroso (es decir: sin nada que llevarse a casa a parte de una buena resaca), resulta que uno tiene buenos recuerdos asociados a canciones que llenaban las pistas de baile, incluyéndome a mi, y que no rozaban la horterada más completa (si, lo reconozco: yo he bailado Rafaella Carra... pero lo prefiero mil veces antes a El Ritmo de la Noche o El Venado. Y el que esté libre de culpa que tire la primera piedra)

La primera que me ha venido a la cabeza es Oblivion de Terrorvisión, que entraría en la categoría "deja tu cubata y ponte a brincar". También es cierto que podríamos discutir si botar sin sentido es igual a bailar. Mejor dejamos el debate para otro día... ok?



Garbage también forma parte de aquella música, y aunque quizá hay canciones que me gusten más, se ha de reconocer que para bailar (sección movimientos espasmodicos en este caso) no hay nada mejor que I'm only happy when it rains (Por cierto, debo un post sobre este grupo, pero con la mención de hoy, lo retrasaré un poquillo más).


Otra canción que me volvía loco (bueno, teniendo en cuenta mi poca predisposición a bailar... que creo que ya es prueba suficiente), era Ready to go de Republica. Claro que entonces no era la canción de un anuncio de champu, acondicionador o potingue variado para el pelo, y bailar y cantar esto hasta quedaba muy indie.


(Ostras!! No sabéis la tortura que ha sido poder encontrar el vídeo por la mierda de conexion. Comprenderéis que ahora no os diga como se llama la cantante, por lo mucho que me cuesta entrar en una página, y que forma parte de mis sueños húmedos de juventud).

Y la siguiente canción es una elección muy personal. Para mi es una de las mejores canciones de Oasis y especialmente recuerdo cuando la ponían en el Panam's  (tampoco la recuerdo escuchar en ningún otro más). Hello era la primera canción del álbum (What's the Story) Morning Glory?, y no es una de sus canciones más populares. Quizá por eso la gente me miraba tan raro cuando al sonar esta canción me invadía una especie de delirio que se transformaba en algo parecido al baile de apareamiento del urugallo (mira tu, después de tantos años ahora me doy cuenta de porque después de esta canción la chica con la que estaba hablando siempre desaparecía misteriosamente).


Y si ponemos una canción Oasis, no puede faltar una canción de Blur, aunque todo el tema de la rivalidad entre las bandas no fue más que una táctica comercial para vender más cd's... cuando aun se vendían cd's, claro está. Pero aunque solo sea una excusa muy fácil, nos da pie a poner el tema de Blur que más pistas de baile debe haber llenado,  y que yo personalmente, soy incapaz de no bailar. En este caso, nos encontramos en el supuesto en el que muevo hombros, brazos y algo la cintura, nunca los pies, mientras agito la cabeza intentando seguir el ritmo, si la noche está en su momento álgido, puede que hasta de un saltito. Y si estoy muy emocionado (efectos etílicos inclusive) puede que hasta esté con los ojos cerrados berreando la canción.



En fin, si alguna vez queréis verme haciendo el ridículo más espantoso, solo tenéis que invitarme a unas cervezas o gin-tonics y poner una de estas canciones. Eso si, si luego tenéis pesadillas donde aparezco desnudo bailando, a mi no pidáis explicaciones. Yo ya he avisado.

7 comentarios:

atticus' daughter dijo...

Me encanta este post tan remember, jeje. De los lugares que mencionas, me es muy muy familiar el Sidecar, las pocas veces que salgo de fiesta acabo allí, que la música es una pasada la mayoría de veces. Como también me es tremendamente familiar Enfants, que está en un cruce de c/ nou, por cierto (no me hagas saber cómo se llama...), en mis años universitarios iba muchísimo allí, era el único lugar que nos ponía a casi todos de acuerdo, ya que no ponían reaggeton, caían temazos indies de tanto en tanto y clásicos que gustan a todo el mundo, oye. Ahora cuando he vuelto me he sentido muy mayor... y eso no es buena señal (cuando te acercas a la treintena ya sabes que se reducen los lugares a los que ir sin sentirte la tía joven de todos los que te rodean).

Y qué decir de tu selección musical, que yo también me volvería loca si escuchara cualquiera de esas canciones en una discoteca, jeje. Ya pasé el de Republica por el blog, es una de mis canciones de adolescencia, adoro los primeros Garbage, y qué decir de Blur y Oasis, el primero, uno de sus temazos a los que es imposible resistirse, el segundo, una de las joyas de ese gran disco.

Por cierto, pegar saltos como un loco también es bailar, o la excusa de los que no somos muy diestros para mostrar nuestro entusiasmo por una canción... (una, que también lo hace...).

Un abrazo!!

eufoniaelectrica dijo...

Me siento totalmente fuera de vuestra generación. Jamás he bailado ninguno de esos temas.

Eso sí, vengo para poner esta noticia:

http://www.hipersonica.com/adelantos-y-mp3/garbage-ya-estan-ultimando-su-nuevo-disco-quedan-las-labores-de-postproduccion

Uri dijo...

Atticus': Enfants fue el sitio que fuí la primera vez que salí de noche por Barcelona. Luego le dio por una epoca tirando a tecno del duro... y parece que ha vuelto a los origenes.

De Sidecar también guardo buenos recuerdos, pero de los lugares mencionados, quizá es al que menos fuí.

Los otros... Garage lo cerraron por culpa del 22@ y nunca se lo perdonaré... justamente era uno de los lugares donde había gente de todas las edades y no te sentías el abuelo de todos. El New York creo que lo cerraron y el Panam's... ya en mi época era dificil que alguien entrara si no sabía que había, ya que los bajos, por donde había de pasar, eran de un espectaculo erótico.

Q3 creo que continua abierto, está por detrás del Razzmatazz (local que obvié de la lista por muy obvio y al que también fui muchas veces. Entonces creo que era Asaco).

Y las canciones, las que entonces sonaban. Ya me imaginaba que te gustarían.

P.D.: En realidad no bailo tan mal, pero queda mal decirlo. Dando botes no hay quien me gane (si la noche acompaña).

Saludos!!!!

Uri dijo...

Eufonia: No me digas eso... que me haces sentir muy viejo. Pero mira, me creo que no las hayas bailados casi todas las que menciono... pero Girls&Boys??? ¿De verdad que nunca has bailado Girls&Boys? Pues ya puedes ponerte la canción y pegarte unos bailes aunque sea solo en tu habitación. (si estás en un lugar público, te lo paso y lo bailas después en la intimidad.)

Tomo nota de lo de Garbage (y yo que pensaban que ya estaban más extintos que los dinosaurios).

Saludos!!

eufoniaelectrica dijo...

Hombre, en privado sí que lo he hecho, pero cada vez que ponen un tema de Blur en la discoteca es el puto Song 2 del que ya estoy hastiadísimo. Pero bueno... lo mismo pasa con todos los grupos. De The Cure siempre ponen Boys Don't Cry y anda que no habrá de temas de todos los colores y sabores de Robert Smith. Tres cuartos de lo mismo pasa con los Clash o Joy Division. Un rollo vamos.

Salamandra dijo...

Ualaaaaa el Urbeeee!!!! no sé cuántas horas habré pasado ahi dentro ... el Sidecar, el Garage, los Enfants Terribles ... tu y yo nos hemos debido ver las caras más de una vez, ¡seguro!
Impresionante selección musical, yo también me la bailo hasta la extenuación ... aunque de Blur prefiero la Song 2, esa sí que la he berreado como una posesa!!

Uri dijo...

Salamandra:

Barcelona, ese pequeño gran pueblo. Bueno, es que si no te gustaba la música típica de discoteca, tampoco había mucho más donde ir. Te quedaba la zona de Balmes... demasiado pija, o el Maremagnum... que es el sitio donde juré que si volvía a oír otra vez Don't get me wrong de The Pretenders en plan pachanga mix (les alteraban el ritmo), colgaría al disc-jokey.

De Urbe tengo recuerdos pletoricos... es el único lugar que hasta el segurata me caía bien (bufff... esta es una historia para un post) y Garage es el que recuerdo con más cariño y nostalgia ¡Por que lo tuvieron que cerrar! ¡Por que! Cuanta maldad encerrada en el @22.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...