viernes, 23 de septiembre de 2011

Ch-ch-ch-ch-changes!!!

Pues llevo el momento de desvelar el misterio que me traigo entre manos, esos cambios en mi vida que afectan al blog y que llevo toda la semana medio-anunciando.

Preparados?

Españoles.... Gorky ha muerto...




¡Que no! ¡Que era una broma para ver que cara se os quedaba! Justamente no es eso. Parece que por ahora no me voy a librar del yugo opresor del primer gato que compagina sus labores de mascota con las de ser jefe de redacción de un blog.

Aunque con lo de liberarse de yugos si que tiene algo que ver....

Mejor empiezo y dejo de hacerme el misterioso antes de que alguno de vosotros me parta la cara por pamplinas.

Como ya dije en el famoso (sobretodo en mi casa y alrededores) post sobre canciones tristes, parece que un periodo de pasarlo no demasiado bien (eufomismo para no decir mal de cojones) en lo personal llega a su fin. En estos dos últimos años, uno a uno, he ido solucionando toda una serie de problemas personales, de esos que te hacen plantearte si realmente te gusta en lo que te has convertido y si tu razón de ir tirando día a día es solamente esa: ir tirando y que pase un día tras otro.

Hasta se puede decir que empezar este blog es una de las cosas que me ha ayudado a ir mejorando. El blog ha sido una vía de escape a una creatividad dejada hace tiempo de lado, más o menos cuando asumes que lo de llegar a ser el Hemingway español te viene un poco grande y que mejor te centres en tu maldito y dichoso trabajo. Y realmente, haber sido constante en escribir y que además a la gente le guste lo que escribo (¿por que no me estáis engañando?), ha sido algo increible, de las cosas más satisfactorias que he hecho en mi vida.

Y así, poco a poco he ido solucionando todos los aspectos de mi vida que no me gustaban (y cuando digo todos no me refiero a uno o dos... dejemoslo en demasiados).

¿a que dan ganas de atropellarlos?
Pero a pesar de todos los pasos para adelante que pudiera dar, a pesar de todas la cosas que conseguía cambiar, siempre me quedaba un asunto sin solucionar. Un asunto con la capacidad de fastidiarme todo lo que había mejorado... y además, uno de esos problemas que no le ves solución posible excepto si vives en el mundo de Banner y Flappy.

Amigos, conocidos, visitante ocasional que has caído en este blog buscando porno caníbal, fotos de Justin Bieber o la fecha de la boda de la Duquesa de Alba: siempre hay una solución, el problema es atreverte.

Resumidas cuentas y pongo fin al misterio: que dejo el trabajo. Si, dejo un trabajo fijo y bien pagado con la que cae. Es más, no solamente dejo el trabajo, sino que además no pienso volver a ejercer mi profesión nunca más (leguleyo de tres al cuarto, pobre pero honrado). 

¿Y que haré ahora? Bueno, las opciones no son muchas y no me veo reciclandome a encofrador o carpintero (siempre me aprobaban en plástica por caridad y lo de sudar no  va conmigo), así que me queda el bonito y maravilloso mundo de las oposiciones a funcionario. Es decir, que para empezar, vuelvo a ser ..... estudiante. Y no estudiante de los que se pasan las horas en la cafetería jugando a cartas, sino que voy a tener que pasarme chorrocientas horas empollando (quien algo quiere, algo le cuesta... ¡malditos refranes que siempre tienen razón!). 

Y aquí llegamos al punto donde los cambios afectan al blog...

No es mi intención cerrar el blog. Para nada. Pero sinceramente, por lo menos en los próximos meses, en los que tendré que compaginar el trabajo y el estudiar, hasta que plegue definitivamente del curro, no se donde voy a sacar el tiempo para escribir. Así que, a modo de propósito, ya que no puedo ni siquiera garantizarlo,  intentaré estar por aquí dos días a la semana, y claro, me parece que algo más cortos también serán los posts...

En definitiva, que a partir del lunes empiezo la vida monástica y de estudio, con los fines de semana dedicados en exclusiva a hincar los codos así como las horas fuera del trabajo... Todo lo que no sea estudiar va a pasar a un segundo plano... y lo jodido es que hasta estoy ilusionado!!!

En fin perdonar la rayada, no soy muy dado a este tipo de post tan personales, pero creo que la ocasión se lo  merecía. Y es que hay cambios y cambios.



¡Ah! Y por cierto: que nunca nadie os diga lo contrario (va por la siguiente canción, que la escribió Noel Gallagher después de una bronca con su padre que quería que dejara la tontería esa del grupo para que se metiera a paleta)



Joder... os aseguro que estoy llorando de felicidad.... 

12 comentarios:

atticus' daughter dijo...

Ya me imaginé que la cosa debía ir por ahí. Hay que ser muy valiente para hacer algo así, y más con tu edad y tu situación. Así que enhorabuena por haber tenido ese valor y sobretodo los cojones de volver a sentarte a hincar codos. Yo sólo de pensarlo, y eso que hace relativamente poco que lo dejé de hacer, me da algo. Es un grandísimo sacrificio, pero al final compensa y encima te sientes de maravilla si lo consigues.

Tienes razón en que el blog es una herramienta de desahogo y de evasión de las cosas de tu vida que no te gustan. Para mí también lo ha sido (aunque el día en que te das cuenta de ello es un poco duro, al menos en mi caso fue así en su momento) y en cierta manera lo sigue siendo, aunque de otra manera (y aunque los nubarrones hayan pasado sigo teniendo ganas de estar por aquí).

Tranquilo que esperaremos tus dos posts semanales o los que puedas escribir, que por muy breves que sean seguro que siguen siendo fantásticos.

Prepárate una buena selección de música tranquila (y si puede ser, instrumental) para que te acompañe en las largas horas de estudio. Lo llevarás mejor, como buen melómano.

Un abrazo muy fuerte!!!!

eufoniaelectrica dijo...

Joder, ¡enhorabuena! Hay que ser muy valiente, desde luego, para hacer un 'American Beauty' (es decir, hacer lo que te salga de los cojones) con la que está cayendo, pero, como dicen por ahí, si te hace feliz está claro que es el camino correcto.

¡Un saludo!

MIDAS dijo...

¡Tienes los cojones como el caballo del Espartero! Aunque eso es lo que mola, seguir la intuición que tengamos en cada momento. Así que ánimos y adelante. Estaremos esperando tus entradas como agua de mayo y cuando seas funcionario, no tengas a la gente esperando dos horas para luego volver con un montón de bolsas de "Zara" y hacer como si no pasara nada.

¡Un abrazo! ¡Y mucha suerte!

Johnny dijo...

Bueno, me figuraba que los tiros iban por ahí y no había que alarmarse. Suerte.

Juanjo dijo...

Como dijo aquel, hierro a fondo. Ánimo, sobrino. Estoy con vos.

Uri dijo...

Después de un fin de semana (con sabor a despedida) con la familia en la playa (y como no, lloviendo), paso a contestar tarde, los comentarios.

Atticus':

¿a mi edad? Si todo el mundo me dice que aun soy joven para esto... Ya pensaba yo que me engañaban...

Pero no me digas eso, que me haces sentir viejo.

En cuanto a lo de volver estudiar... ahora mismo lo que pienso es porque no lo hice antes. También es cierto que después de acabar la uni (y el master de añadido en mi caso) antes me la corto que volver a estudiar... ¡Y yo que habían pensado que nunca más tendría que pasar un examen!

Y aunque será a duras penas, alguna cosa iré publicando por aquí... esperemos que las cosas vayan muy bien y que este tiempo de reclusión monacal sea por poco tiempo.

Y si, probablemente el i-pod saque humo en mis jornadas de estudio.

Un abrazo!!!!

Uri dijo...

Eufonia:

Ja, ja, ja, ja... ¡Un American Beauty! No me lo había planteado así... espero que no me de por perseguir a animadoras de instituto... ¿o quizá si?

Puede que no sea muy sensato dejar un trabajo para ponerse a estudiar y a ver si apruebas para conseguir una plaza como otros centenares sino miles de personas... Pero o te tiras a la piscina o siempre hay una excusa. Confió en que al final todo saldrá bien y mira, solo por la tranquilidad que tengo después de decir en el curro que me piro, ya ha valido la pena.

Saludos!!!

Uri dijo...

Midas:

Cuando sea funcionario podré escribir cada día!!! ¡¡¡Como que tendré todo el día para escribir!!!

Como también he sufrido en mis años profesionales lo de esperar horas al funcionario de turno y ver que aparece con el carrito de la compra (no es un mito, es realidad), espero que, llegado el caso, no seas tu el que esté esperando.

Y lo del valor, te aseguro que no... que por momentos me entra un giñe.... pero seguro que todo irá bien (dios, por momentos esto parece una canción de Chenoa).

Abrazos!!!

Uri dijo...

Johnny:

Si yo ya decía que estaba bien y parecía que nadie me creia.

Gracias por desearme suerte.

Saludos!!!

Uri dijo...

Juanjo:

Y tan a fondo... A meter codos y quemar las pestañas.

bboyz1970 dijo...

Como siempre llego un poco tarde , solo decirte que te honra mucho echarle el valor que le has echado para darle un giro a tu vida , y lo digo por experiencia y porque en el mundo laboral , sobre todo cuando se lleva trabajando en algo desde hace mucho tiempo. Todos hemos pasado por esa especie de Síndrome de Estocolmo que nos atenaza para decidir cambiar nuestra profesión.

Espero que todo te vaya de perlas y te enorgullezcas con el tiempo de ese cambio de aires , nosotros ya sabes que andaremos por aquí vigilándote jejeje SUERTE!!!

Uri dijo...

Bboyz:

Nunca es tarde si la dicha es buena.

¿Valor? Pues según el día tengo un acojone para que... Lo cierto es que necesitaba un cambio radical y sacudirme de encima la idea que nunca podría trabajar de otra cosa.

Luego ya veremos como va... En fin, solo es cuestión de meter codos...

Saludos y gracias por los animos!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...